Anti-slip surfaces

Pavimentos antideslizantes: normativas y certificaciones

La elección de las piezas no se realiza únicamente en base a criterios estéticos, sino también según la naturaleza del entorno, tanto interior como exterior, al que están destinadas: las características técnicas que exige el pavimento del salón o de un dormitorio, por ejemplo, no son iguales que el pavimento del baño. Al caminar por ciertas áreas, como el baño, el borde de la piscina, un spa o por las rampas, es necesario asegurarse caminar sobre superficies sólidas y bien construidas. De hecho, por ley, en estos espacios particulares es necesario tener un pavimento recubierto con un material antideslizante, para evitar caídas y otros eventos desagradables. Pero, ¿cuáles son las características de estos revestimientos antideslizantes? ¿Cuáles son las normativas a respetar y las certificaciones necesarias?

Ya se trate de baldosas para hogares, oficinas, tiendas, lugares públicos y otros entornos, Sicer produce esmaltes antideslizantes de la más alta calidad, duraderos y que cumplen con la norma y la certificación.

Qué se entiende por suelo antideslizante

Por pavimento antideslizante entendemos una superficie revestida con materiales especiales que aumentan la adherencia y la fuerza de fricción de la propia superficie, para evitar resbalones o accidentes provocados por el suelo resbaladizo. La aplicación de revestimientos antideslizantes puede resultar una opción práctica tanto para ambientes interiores como exteriores, pero en determinados casos, como decíamos anteriormente, se convierte en una obligación legal.

Sicer, gracias a la experiencia de su Technology Lab, es capaz de ofrecer diferentes soluciones antideslizantes en función del pavimento a revestir y del gusto estético del cliente. Todo realizado según normativas nacionales y europeas en materia.

Pero, ¿cuáles son estas normativas y certificaciones a respetar? En la industria cerámica existe la norma 51130: 2014 y la norma DIN 51097: 1997, dos versiones diferentes de la misma prueba para determinar el llamado ángulo de resbaladicidad en dos condiciones diferentes, con pies calzados (DIN 51130: 2014) y con pies descalzos (DIN 51097: 1997).

La certificación DIN 51130: 2014 y el criterio R

La certificación alemana DIN 51130: 2014 establece los estándares y características de los pavimentos antideslizantes donde está previsto el tránsito con calzado.

Para comprobar que el pavimento y su revestimiento son realizados perfectamente, se realiza una prueba específica: el sujeto, una persona que lleva calzado, se coloca encima de una pieza que, a su vez, se coloca sobre una rampa móvil inclinada. La superficie de la pieza se ha humedecido con una fina capa de aceite y la rampa se inclina gradualmente hasta que el sujeto resbala. De esta forma, se medirá el ángulo preciso en el que la persona ya no podrá mantenerse en equilibrio y, en función del resultado obtenido, se le asignará un cierto grado de riesgo de deslizamiento, indicado por la letra R y un número entre 9 y 13. Cuanto mayor sea el grado de inclinación, mayor será el riesgo de deslizamiento y, en consecuencia, el grado de adherencia requerido a la superficie.

R9: de 3 ° a 10 ° grados de inclinación; Superficies con adherencia normal.

R10: inclinación de 10 ° a 19 °; Superficies con agarre medio.

R11: de 19 ° a 27 ° de inclinación; Superficies con fuerte adherencia.

R12: inclinación de 27 ° a 35 °; Superficies con adherencia muy fuerte.

Qué significan los números entre 9 y 13

R 9 indica que el material se puede utilizar en cualquier entorno interior, privado o comercial, incluidas las entradas. Sin embargo, no se puede utilizar en exteriores.

R 10 tiene un valor más alto en la escala antideslizante y, por lo tanto, puede usarse en áreas con humedad moderada como baños, garajes o espacios protegidos de la lluvia directa.

R 11 indica piezas que se pueden utilizar en entornos muy húmedos, incluidos entornos industriales y laboratorios, así como exteriores y entradas de edificios residenciales o públicos.

R 12 es característico del gres porcelánico con acabado estructurado. Este tipo de superficie es apta para exteriores como accesos, caminos, aparcamientos, etc. Si hablamos de interiores, el R12 se puede instalar en cocinas profesionales, empresas de restauración, duchas y junto a la piscina.

R 13 es la puntuación más alta y garantiza la máxima seguridad. Recomendamos utilizar estos materiales cuando trabaje en proyectos de piscinas públicas o parques acuáticos. Estas superficies también son adecuadas para entornos industriales donde se trabaja con líquidos, como empresas alimentarias, y donde sea necesario para garantizar la máxima seguridad.

La certificación DIN 51097: 1992 y el criterio ABC

De forma similar a la DIN 51130, la Certificación alemana DIN 51097: 1997 establece las características necesarias para pavimentos antichoque y antideslizantes para entornos donde las personas se mueven sin zapatos: duchas, spas, piscinas, etc. Como en la prueba anterior, también en este caso, un sujeto, descalzo, se coloca sobre una pieza humedecida con una solución específica, colocada sobre una plataforma móvil. La plataforma se inclina hasta que el sujeto resbala y, en consecuencia, se asigna una puntuación entre A, B y C al ángulo de inclinación alcanzado.

Qué indican las letras A, B y C

  • A: inclinación de 12 ° a 18 °; Superficies con agarre medio. La pieza se puede instalar en estancias sin presencia directa de agua: por ejemplo, vestuarios o estancias dentro de una vivienda, como la cocina, el salón, etc.
  • B: inclinación de 18 ° a 24 °; Superficies con fuerte adherencia. La pieza se puede instalar en lugares con presencia directa de agua, como platos de ducha, baños y donde se requiera un alto nivel de antideslizante.
  • C: a partir de 24 ° de inclinación; Superficies con adherencia muy fuerte. Las piezas que logren esta puntuación se pueden utilizar en el borde de la piscina, dentro de la propia piscina, en duchas públicas y en cualquier otro lugar.

Los nuevos esmaltes suaves antideslizantes GLR de Sicer

En la 38ª edición de Cersaie que acaba de finalizar, Sicer presentó algunas importantes novedades para el mercado de superficies cerámicas. Entre éstas nos encontramos los nuevos esmaltes de la serie GLR, una serie que combina a la perfección características técnicas y estéticas en un solo producto. Esta innovadora gama de «esmaltes especiales» antideslizantes no se compone habitualmente de fritas y de materias primas aditivadas, si no de materias primas llevadas al estado vítreo, hábilmente micronizadas, aplicables como un esmalte común. El resultado son superficies técnicas Hi-Resistance, extremadamente agradables al tacto y óptimas para usar tanto en ambientes interiores residenciales como en áreas exteriores o comerciales.

Los esmaltes de la renovada gama GLR tienen un tamaño de partícula preciso y se suministran listos para su uso, por lo que no requieren molturación. Dependiendo de las necesidades, se pueden suministrar al cliente en formato líquido o en formato seco listo para suspensión.

La serie GLR antideslizante suave de Sicer garantiza:

● Una estirada perfecta.

● Total facilidad de limpieza

● Transparencia absoluta y desarrollo de colores digitales.

● Una superficie final totalmente antirreflectante, natural, matérica y agradable al tacto.

● Resultado positivo de la prueba MAZAUD. Se trata de una prueba muy importante para el mercado francés para medir la resistencia al desgaste de piezas cerámicas decoradas, según Cahier CSTB 3778_V4 10/2020 Anexo 10. La prueba requiere una rueda de acero de 60 kg para realizar 22320 revoluciones (unos 14 km) sobre una pieza de 30×30 colocada sobre un soporte giratorio. La prueba se supera cuando, tras el laminado, no hay desgaste en la superficie de la baldosa, obteniendo U4 en la clase UPEC francesa.

La gama GLR permite calibrar la textura superficial según el valor necesario (de R9 a R13) (A + B + C), garantizando los requisitos normativos exigidos en cada país para el pavimento de espacios públicos.

Sin embargo, lo que distingue a esta nueva gama de la mayoría de esmaltes antideslizantes es la absoluta suavidad al tacto de la superficie final.

La serie consta de esmaltes completamente personalizables según las solicitudes del cliente y las condiciones de producción.

GLR soft antideslizante de Sicer: para sentirse libre y seguro.