Sicer headquarters

Coronavirus y fase 2: desafíos y oportunidades para Sicer

CORONAVIRUS Y FASE 2: LOS DESAFÍOS Y LAS DIFICULTADES DE LA ECONOMÍA Y DE LAS EMPRESAS ITALIANAS 

La crisis económica desencadenada por la pandemia de coronavirus podría ser peor que la Gran Depresión. La última palabra viene del Fondo Monetario Internacional, precisamente de Gita Gopinath, Consejera Económica y Directora del Departamento de Estudios del FMI. El PIB mundial, este año, podría, de hecho, caer un 3% .

El presidente del Eurogrupo, Mario Centeno, sostiene que para revertir esta tendencia económica negativa: “El camino es redoblar los esfuerzos sobre el crecimiento sostenible con un plan para la recuperación amplio, que reparta los costes de la crisis en el tiempo para todos los Estados miembros y complemente los esfuerzos nacionales”.

Para afrontar la pandemia, las empresas tendrán que rediseñar las cadenas de suministro, las fábricas y cambiar el propio sistema de trabajo. Estos son los puntos clave de la recuperación según el Laboratorio Rise de la Universidad de Brescia (Laboratorio de Investigación del Departamento de Ingeniería Mecánica e Industrial, DIMI, que contribuye a la innovación de los procesos, de los productos y de los modelos de negocio y ayuda a las empresas a ser más competitivas).

Las cadenas de producción deberían volverse menos globales y más locales, para garantizar mayor rapidez y, sobre todo, visibilidad y control. Además, ya desde hace tiempo, el re-shoring y el near-shoring han adquirido fuerza respecto al fenómeno del off-shoring de las fábricas del este.

Los posibles stop-and-go de la demanda y de la producción ligadas a eventuales descensos de los contagios deberían impulsar a las empresas a disponer de alternativas productivas o de servicio activables rápidamente.

Las oficinas y las fábricas deberían ser rediseñadas para garantzar la higiene y la distancia entre los operadores, con el fin de evitar la propagación de los agentes patógenos. Además, no es descabellada la posibilidad de que las grandes fábricas dejen paso a las “minifábricas” más distribuidas sobre el territorio, basadas por ejemplo en las tecnologías “additive”, con un número de empleados decididamente inferior. 

Finalmente, el smart working tendrá que convertirse en parte integrante del sistema de trabajo.

El foco, por tanto, está sobre las empresas. Es necesario empezar de inmediato, pero con seguridad y con estrategia.

EL REINICIO DEL DISTRITO INDUSTRIAL CERÁMICO

Un sector importante, en nuestro país, es el de la cerámica, que comprende no sólo a las empresas cerámicas, si no también a otros importantísimos players, como son los colorificios cerámicos, que son “actores” y partners imprescindibles para la creación de piezas de pavimento y revestimiento de alta calidad.

Este sector está compuesto de empresas que realizan en el extranjero el 85% del facturado (5.000 millones de euros), pero sus mercados son muy competitivos, en los cuales operan la competencia española, polaca, checa, turca, india, china, rusa, etc… que no tienen limitaciones y pueden garantizar la rápida satisfacción de la demanda sustityendo a los productos cerámicos italianos. Por tanto, es primordial evitar que la oferta italiana sea sustituída por aquélla de los competidores extranjeros a causa de los retrasos en el reinicio, perdiendo así importantísimas cuotas de mercado.

Desde esta óptica, el pasado 10 de abril, ya había sido acordado por Confindustria Cerámica con los sindicatos un protocolo nacional para la adopción, en los lugares de trabajo, de las medidas preventivas anti contagio idóneas para garantizar el reinicio con seguridad en la actividad productiva y para comenzar a diseñar los procedimientos para la incorporación de los trabajadores en sus lugares de producción.

A esto se suma el hecho de que la industria cerámica italiana había ya impuesto, desde marzo, todas las medidas requeridas al personal de las oficinas, ya operativo con el teletrabajo, y métodos más efectivos para proteger a los miembros de los almacenes y transportistas en la fase de carga de la mercancía, medidas que el nuevo Protocolo potencia de manera más estricta.

LA FASE 2 DE SICER: NOS REINCORPORAMOS CON SEGURIDAD CON #SicerCare

Si el sector cerámico se ha activado para reiniciar, también Sicer, partner de las empresas cerámicas, ha reaccionado rápidamente para gestionar lo mejor posible la fase 2, creando un protocolo personalizado.

La empresa no ha permanecido cerrada, la producción ha permanecido activa, además, se ha instituido de manera veloz, un sistema de asistencia técnica remota para permanecer siempre operativos. 

Se han organizado responsables de seguridad en todas las áreas, ya sea en la sede de Ubersetto o en la sede productiva de Torriana.

El protocolo #SicerCare que la empresa ha creado se basa en 4 puntos y en su riguroso respeto: Diagnóstico, Distancia, Digitalización y Dispositivos.

De hecho, la empresa quiere proteger al máximo la salud y la seguridad de sus trabajadores, familiares y partners. 

Aquí algunos de los puntos clave:

DIAGNÓSTICO

  • Todos los trabajadores que manifiesten fiebre, tos o síntomas gripales no deberán acudir a la empresa, si no contactar con su médico de cabecera.
  • Tomamos la temperatura en la entrada a todos los trabajadores, cada mañana y cada tarde.
  • Las reincorporaciones en la empresa serán escalonadas para evitar aglomeraciones y, donde ha sido posible, se ha dispuesto una puerta dedicada solo a la entrada y una puerta dedicada solo a la salida. 
  • Se ha constituído en la empresa un Comité para la aplicación y la verificación de las reglas del protocolo regulatorio

DISTANCIA

  • En todos los espacios comunes se ha indicado el número máximo aceptable de personas presentes. El acceso (incluyendo los comedores de empresa, las áreas de fumadores y los vestuarios) se ha reducido a un tiempo limitado de permanencia y con matenimiento de la distancia de seguridad de 1,5 metros.
  • Todos los puestos de trabajo prevén una distancia de 2 metros de uno al otro.
  • Hemos implantado turnos de trabajo para mantener los ambientes menos cargados.
  • Se han suspendido y anulado todas las asistencias/viajes de trabajo nacionales e internacionales, incluso si ya habían sido acordadas.

DIGITALIZACIÓN

  • Hemos adoptado la modalidad smart working para las actividades que así lo permitan.
  • Estamos llevando a cabo reuniones y encuentros a distancia mediante teleconferencias.

DISPOSITIVOS

  • Pondremos a disposición de los trabajadores y huéspedes máscarillas, guantes desechables, productos desinfectantes de superficies y gel deesinfectante de manos.
  • Hemos procedido a la desinfección de los ambientes antes del reinicio del 4 de mayo de 2020. La empresa asegura la limpieza diaria y la desinfección periódica de locales, de ambientes, de los puestos de trabajo y de las áreas comunes.

Estas medidas de seguridad permitirán proteger no sólo a las personas, si no también a la misma empresa. De esta manera, eventuales contagios serán rápidamente identificados y aislados sin tener que interrumpir la normal actividad de trabajo. Este último aspecto es fundamental: Sicer quiere reiniciar la actividad, rápido y con seguridad, sin futuros retrocesos.

DINAMISMO Y FLEXIBILIDAD: LA PIEDRA ANGULAR DE SICER
A causa del confinamiento italiano de casi 2 meses, necesario para contrarrestar la pandemia de Covid-19, se ha producido una fuerte desaceleración del negocio global con una fortísima contracción de las ventas.

Además de acceder a las redes de seguridad social, para Sicer ha sido decisiva la reorganización del propio modelo de negocio.

Dinamismo y flexibilidad han sido, y todavía lo son, dos características fundamentales de la empresa de Ubersetto, que le han permitido reaccionar y adaptarse lo mejor posible a esta nueva situación. No obstante, Sicer ha sido capaz de gestionar rápidamente el cambio gracias a una fuerte información y formación de todo el personal, instruído de principio a fin sobre los nuevos procedimientos.

No se ha registrado ni un sólo caso de Coronavirus entre los trabajadores de todas las sedes del mundo.
Esto ha sido, probablemente, gracias a la implantación y el uso de forma inmediata de todos los EPI (mascarillas y guantes, geles desinfectantes) ya desde finales de enero, antes incluso del confinamiento.

Hoy, gracias al protocolo #SicerCare, la empresa podrá, ciertamente, seguir adelante con las propias actividades con absoluta seguridad.

Además de la reactividad, condición imprescindible para las empresas que quieran sobrevivir en este nuevo panorama mundial, Sicer cuenta con productos y servicios de altísima calidad, reconocidos por los clientes a nivel mundial, junto a una fuerte atención y protección del medio ambiente y a un gran bienestar corporativo.

La ventaja competitiva ganada es fruto de una larga historia de 25 años en el sector de la cerámica industrial y del desarrollo de un altísimo nivel técnico y estético de los productos.

Este desafío lo ganará quien sea capaz de cambiar y adaptarse a las nuevas condiciones y Sicer será, indudablemente, una de las empresas candidatas a superar esta prueba ysalir aún más reforzada.